Comidas

EL ARTE DE FOTOGRAFIAR LA COMIDA

Transformar un sencillo plato en una Verdadera  obra de arte, hoy es mucho más habitual de lo que crees. Con la irrupción de las nuevas redes sociales como Instagram, cada día se publican millones de fotografías de alimentos hechas por usuarios que nos hacen provocar a todos. 
 Sin embargo, no tenemos en cuenta que detrás de esas fotografías, hay un meticuloso trabajo de planificación y creación.

Cuando aprecias una carta o una publicidad de un restaurante, las fotos de comida resaltan aquellas peculiaridades de los platos que logran hacerlos irresistibles para los sentidos.


Detrás de estas fotos siempre hay una gran preparación, tanto técnica, como de estilismo. Además, de captar ese preciso momento, las texturas de los alimentos, la combinación de colores y formas, tanto de los alimentos como de otros elementos. Todo es un arte, una destreza que combina todos estos factores para que con sólo observar la foto nuestro sistema digestivo se ponga en marcha,  y empecemos a babear!

¿POR DÓNDE INICIAR?

Sin duda, el trabajo del cocinero aquí es  muy primordial. Pero el logar una foto que invite a comer es responsabilidad del fotógrafo. Encuadre e iluminación son dos aspectos muy importantes. Para poder realizar, este tipo de fotografía culinaria se debe de preparar y obtener cultura visual, hay que seguir y admirar los trabajos profesionales.

Si entrenas tus ojos con trabajos de expertos ya tienes una excelente manera de empezar con tu propio trabajo.

ALGUNOS TIPS!

Para esos platillos gastronómicos exquisitos  para que tus fotografías se empiecen a perfeccionar para volverse exquisitas al paladar hay que tener encuentra  la luz, ya que es uno de los factores más importantes al momento de tomar una fotografía, jugar un poco en la escena con luces y sombras harán que resalten y queden volúmenes  y las texturas de los alimentos.   

Los distintos ángulos puede resultar muy interesante en este tipo de fotos, destacando un elemento en especial y dejando otros en segundo plano, como también la captura de movimiento puede ser bastante interesante  ofreciendo dinamismo a una foto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 19 =